Canciller Arreaza: "Siempre hemos reconocido la importancia del respeto de Rusia a la soberanía venezolana" - Noticias Misiones

Breaking

Looped Slider

jueves, 24 de enero de 2019

Canciller Arreaza: "Siempre hemos reconocido la importancia del respeto de Rusia a la soberanía venezolana"

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, en entrevista exclusiva con Sputnik, habló de la decisión del Gobierno de Estados Unidos y otros países de desconocer al presidente Nicolás Maduro, de la ruptura de relaciones con Washington, del apoyo de Rusia y China, de las sanciones económicas y de una posible intervención militar contra el país.



El canciller también se manifestó sobre la situación de los migrantes venezolanos en Ecuador, sus relaciones con los demás países latinoamericanos, su disposición al diálogo, como propusieron Uruguay y México, sobre Colombia y el temor de que se esté preparando un "falso positivo" como excusa para una agresión.
— Canciller Arreaza, en primer lugar queremos conocer su opinión sobre los graves hechos sucedidos con la decisión del Gobierno de EEUU y otros países latinoamericanos de reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela.
— Parece que los golpes de Estado en América Latina siempre han estado promovidos por los Gobiernos de EEUU. En algún momento el propio presidente Evo Morales dijo que en el único país del hemisferio donde no ha habido un golpe ha sido en EEUU, porque en Washington no hay embajada de EEUU.

En esta oportunidad, el modus operandi en el siglo XXI de este Gobierno del presidente Trump no ha estado detrás del golpe de Estado, no lo ha promovido: ha estado delante, a la vanguardia, ha dictado el guión entre los actores venezolanos de la derecha, como a los gobiernos satélite subordinados a los dictámenes de EEUU.


Ustedes ven cómo en el mes de enero, todos los días, cuando no es [el vicepresidente] Mike Pence, es el propio presidente Trump, o el secretario de Estado [Mike] Pompeo, o el consejero de Seguridad [John] Bolton o los congresistas de Miami. Todos los días hay opiniones, comunicados, amenazas, apoyos a la oposición venezolana.
Han venido diseñando un golpe de Estado barnizándolo de legalidad, pero ya nosotros en Venezuela tenemos experiencia. Nosotros vivimos una situación mucho más grave que esta en el año 2002 y estamos sencillamente gobernando y defendiendo la Constitución en la calle, con el pueblo, que es lo que siempre ha hecho la Revolución bolivariana.
El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza
© SPUTNIK / SERGEY SUBBOTIN
El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza
— El presidente Maduro dio 72 horas a los funcionarios de la Embajada de EEUU para abandonar el país y Washington contestó que no acatará esa orden. ¿Qué puede suceder?
— No tiene precedentes en la historia de las relaciones diplomáticas. Esperemos que transcurran las 72 horas y  después encararemos la situación que haya de producirse. Hemos estado en contacto con el encargado de negocios de la Embajada de EEUU. Aquí lo que cabe es esperar que se cumpla la Convención de Viena, que establece claramente cómo es la modalidad de ruptura de relaciones diplomáticas, el respeto a los plazos, y esperar a ver qué pasa. En todo caso nuestro centro, nuestra atención es el pueblo de Venezuela, la economía venezolana, la paz en Venezuela y no vamos a dedicarle mucho tiempo a elementos distractivos.
— Rusia apoyó al presidente Nicolás Maduro de manera contundente y advirtiendo que se trata de un intento de desestabilizar la situación política y acentuar la división de la sociedad venezolana. ¿Cómo ve esta posición de Rusia?
— La diplomacia rusa en todos sus niveles, desde las vocerías del propio presidente, del canciller [Serguéi] Lavrov, la vocera de la cancillería [María Zajárova] han actuado con muchísima contundencia política y jurídica, denunciando desde hace varias semanas este intento de golpe de Estado de los EEUU en Venezuela.


Han emitido opiniones denunciando cada acción, cada injerencia, cada interferencia, cada intromisión que los EEUU ha hecho, no solo en solidaridad con Venezuela y con el presidente Maduro, sino en respeto al derecho internacional público, a la soberanía de Venezuela, a la no intromisión en los asuntos internos de los demás países. Es decir, en respeto a la Carta de las Naciones Unidas y sus principios más elementales. Nosotros siempre hemos reconocido la importancia fundamental del respeto de Rusia a la soberanía venezolana y de la cooperación integral que hemos establecido en los últimos años.
— China apoya los esfuerzos del Gobierno de Venezuela para mantener su soberanía, Turquía rechazó el intento golpista, lo mismo hizo Irán. La Unión Europea no se unió a la declaración de Trump, ni la ONU. El presidente Maduro sigue teniendo el reconocimiento de la mayoría de la comunidad internacional.


Es lo natural, lo lógico, porque en Venezuela hay una Constitución, unas leyes. Hubo un proceso electoral transparente, libre. Lo que resultó de él es un nuevo mandato popular para que el presidente Maduro lleve adelante este sexenio que le corresponde constitucionalmente. En la mayoría de los países, los que no se han dejado llevar o los que no han cumplido las órdenes de Washington, reconocen la Constitución venezolana y, en consecuencia, a sus autoridades legítimas.
— México y Uruguay reconocen al Gobierno de Nicolás Maduro y han formulado un llamado a encontrar una solución pacífica y democrática. Así como la ONU y la UE, proponen un nuevo proceso de negociación. ¿Qué dice su Gobierno sobre este llamado?
— El presidente Maduro desde el año 2014 —cuando se dieron los actos de violencia de la oposición en la calle— y luego en 2017 —cuando se repitieron estos actos de violencia— ha llamado permanentemente a la región, a nuestra América, a una cumbre de presidentes de la CELAC, a la Unasur, a todas las instancias regionales y a los países y a los Gobiernos en particular, para abordar el tema Venezuela sin ningún temor, sin ninguna reserva.
El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza
© REUTERS / CARLOS GARCÍA RAWLINS
El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza
El presidente Maduro estaría dispuesto con la verdad de Venezuela, con la Constitución en la mano, a hablar con todos los presidentes de la región de América Latina y el Caribe para mantener esa zona de paz que la CELAC declaró que somos como región. Siempre damos la bienvenida a todos los que quieran ayudar y acercar a las partes en Venezuela, para respetar la Constitución venezolana.


Ahora, aquellos que pretenden intervenir, forzar cambios de Gobierno inconstitucionalmente, por supuesto no son bienvenidos. Creemos que el Gobierno de Tabaré Vázquez, así como el de Andrés Manuel López Obrador tienen suficiente trayectoria y moral como para facilitar el encuentro en América Latina y el Caribe entre los Gobiernos, como el de Venezuela. También pueden participar siempre, con su buena voluntad y fe, en los procesos de diálogo en Venezuela.
— ¿El reconocimiento de Guaidó puede ser la excusa legal para que EEUU transfiera activos venezolanos congelados en ese país a la oposición?
— Ese es el plan. Es un golpe de Estado que tiene distintas aristas. Al final, ustedes saben, el interés tanto de la oposición política en Venezuela como de los EEUU es financiero. Quieren ponerle mano a las riquezas venezolanas, tanto a los activos de afuera y sobretodo al petróleo venezolano, la reserva más grande de petróleo en nuestro planeta.

Por supuesto, ellos van a tratar, ¿pero con qué leyes? Habría que preguntarse bajo qué parámetros legales lo harán. Como el Gobierno de EEUU suele no respetar ninguna ley y norma en el mundo, seguramente intentará algo por vías extralegales.
El hecho es que definitivamente —y eso lo tiene que tener muy claro quien nos escucha en América Latina y el mundo— la intención de EEUU siempre ha sido poner sus manos y sus garras en las riquezas naturales venezolanas, y convertir a Venezuela en lo que casi convierte en el siglo XX: en una neocolonia entregada absolutamente a sus intereses.
— Usted ha hablado del bloqueo económico, ha dicho que es semejante al de Cuba y que más que bloqueo es una persecución. Cuando se cumplen 60 años de la Revolución cubana y con el bloqueo que dura hasta este momento, ¿usted ve a Venezuela en una situación similar?
— Son otras circunstancias y otros momentos. En este momento hay un bloqueo salvaje contra la economía venezolana que implica una persecución. Si Venezuela tiene reservas internacionales, oro, papeles o bonos depositados en el exterior, esos están congelados, están bloqueados. 

Si pretendemos hacer pagos a proveedores internacionales por materias primas, alimentos o medicinas, inmediatamente los bancos corresponsales intermediarios suspenden la transacción. Es una persecución financiera. Si queremos obtener un crédito de los organismos multilaterales financieros, lo imposibilita esta persecución, este bloqueo financiero contra Venezuela.
Nosotros vamos a dar la batalla. Este no es el siglo XX: hay otras vías, hay incluso nuevos mecanismos financieros muy modernos. Y por supuesto tenemos nuestros aliados, como Rusia, China, Turquía, India y tantos países en el Caribe, en América Latina y el mundo que están con nosotros. Iremos diseñando nuestras propias rutas financieras para poder satisfacer las necesidades del pueblo venezolano.
— ¿Cómo puede Rusia ayudar a Venezuela en esta situación? Moscú acordó reestructurar la deuda y propuso un plan para sanear la economía.
— La relación de cooperación entre Rusia y Venezuela ha sido tan profunda como sincera. En ese sentido ha habido siempre voluntad para flexibilizar, para avanzar en nuevos proyectos y creemos que eso es lo que debe continuar ocurriendo en estos momentos. Que sigamos en una relación bilateral económica, financiera, comercial que se expanda más y, ante el bloqueo internacional, podamos tener algunos elementos de facilidades para cumplir con nuestro compromiso. El presidente Putin y su Gobierno han tenido siempre mucha disposición para ayudar a Venezuela y para tener una relación que también beneficia al pueblo ruso, con los productos energéticos que Venezuela exporta hacia Rusia.
— Usted condenó el atentado del ELN en Bogotá la semana pasada. ¿Cree que las acusaciones colombianas sobre la presencia del ELN en Venezuela pueden ser una excusa para preparar una intervención militar?
— Lamentablemente el Gobierno de Colombia es experto en lo que ellos mismos calificaron en su momento como 'falsos positivos' para ejecutar luego acciones so pretexto de esos falsos positivos. Nosotros lo que queremos para Colombia es la paz. El comandante Chávez hasta su último aliento participó activamente en el proceso de acercamiento entre las partes en conflicto en el último conflicto armado que persiste en nuestra América Latina y caribeña. Lo mismo ha hecho el presidente Maduro a pesar de las agresiones, calificaciones y acciones concretas contra Venezuela desde Colombia.

Siempre hemos estado dispuestos a colaborar con la paz de Colombia y el pueblo colombiano, incluso sus autoridades deben contar siempre con la voluntad del presidente Nicolás Maduro y del pueblo venezolano para que lleguen a un acuerdo de paz duradera, un acuerdo de paz que ponga fin a este histórico conflicto que le ha hecho mucho daño al pueblo colombiano, pero también a los pueblos vecinos, especialmente a Venezuela.
— Mientras los países del Grupo de Lima reconocen a Guaidó, al mismo tiempo algunos de sus Gobiernos provocan reacciones contra los inmigrantes venezolanos. Me refiero al caso del presidente ecuatoriano Lenin Moreno, exigiendo documentos de antecedentes para entrar al país. ¿Cómo ve esta doble actitud, esta doble vara de esos Gobiernos?
— Es una cosa muy lamentable. En Venezuela nosotros tenemos cerca de 10 millones de migrantes, entre ellos más de 5 millones de colombianos, cerca de 2 millones de europeos con sus hijos, tenemos población proveniente de los países árabes, del Caribe, de Guyana. Tenemos una población incluso de estos países —de Ecuador, de Perú— que es bastante importante. Y siempre hemos tratado con el mayor respeto, y sin ningún tipo de reserva lo voy a decir, con el mayor amor, a esos compatriotas. Sobre todo a los latinoamericanos, a los bolivarianos.

De manera que ver cómo un jefe de Estado, violando cualquier norma de convivencia y todos los principios de las Naciones Unidas, llama a conformar brigadas para perseguir a los venezolanos en Ecuador, nosotros consideramos que es una actitud no solo xenófoba, sino también fascista. Deja entrever las costuras del plan que hay contra Venezuela. El secretario de Comunicación de Ecuador llegó a decir que el plan de Maduro era soltar a los delincuentes de alta peligrosidad y mandarlos a Ecuador. Está en sus cuentas de redes sociales, en Twitter. Una cosa que es de verdad fascista, nos recuerda a la  persecución del pueblo judío por el nazismo en Alemania.
Pero nosotros seguiremos dándole la bienvenida al pueblo ecuatoriano y a los pueblos latinoamericanos a Venezuela, que no solo se vinieron, sino que siguen con nosotros y se quedarán con nosotros. Seguiremos tratando de reconstruir un ambiente de tolerancia política en nuestro continente.
— Hablando de los países latinoamericanos, ¿cómo van a seguir las relaciones con esos países, teniendo en cuenta que se ha violado el principio de no intervención en los asuntos internos de otro país, una tradición de la diplomacia latinoamericana?
— Para no entrar en detalle caso por caso, yo creo que hay que tener claro, como dice el refrán popular, quién es el dueño del circo. El presidente Nicolás Maduro ayer rompió relaciones con el dueño del circo, con EEUU. Lo que hacen sus gobiernos satélites, sus Gobiernos subordinados, es una instrucción de ese dueño. No quiero llamar a estos Gobiernos 'payasos' tampoco, pero es lo que están haciendo, de manera que no vamos a distraernos en eso.

Ojalá que ellos puedan rectificar y entender que no tiene ningún sentido dejarse llevar de esa manera tan evidente por los EEUU, que tienen que respetar a su pueblo y a los pueblos latinoamericanos y respetar las relaciones diplomáticas en nuestra región. Pero de no ser así, nosotros tenemos claro cuál es el interlocutor fundamental que habla por todos ellos que es el Gobierno en Washington.
— Por último, canciller, ¿cree Usted que esto puede llevar a que se repita en América Latina un escenario internacional como lo que ha sucedido en Libia, Siria u otras regiones?
— No, no lo creo. En América Latina tenemos primero un espíritu de paz profundo de los pueblos. Por más voluntad que tengan algunos Gobiernos de llevarnos a un conflicto, a una guerra, eso no ocurrirá, ni tampoco los pueblos en uniforme se prestarán para ello. Siempre puede haber una escaramuza, algún intento mercenario, paramilitares, pero no un enfrentamiento entre pueblos. Sabemos que en América Latina —y en otras partes del mundo— si quieren ayudar, podremos estabilizar la situación política y hacer lo que tenemos que hacer en este momento, que es concentrarnos en mejorar la economía venezolana para satisfacer las necesidades del pueblo venezolano, a pesar del bloqueo, las sanciones y la persecución financiera.
Escuche la entrevista completa en Telescopio

No hay comentarios.:

Leer Mas Entradas

También te puede Interesar