El tiempo - Tutiempo.net

sábado, 30 de enero de 2021

Hallaron el cadáver de Ariel González y sigue la teoría de una muerte violenta




El hombre fue encontrado ayer a orillas del arroyo El Barrero, en San Martín

Hallaron el cadáver de Ariel González y sigue la teoría de una muerte violenta

El cuerpo recorrió 18 kilómetros por dos arroyos. Las sospechas recaen sobre un prófugo que es medio hermano del fallecido. La autopsia confirmará la causa de muerte







Nota Por ElTerriTorio




Tras dos días de intensa búsqueda, un grupo de familiares y vecinos hallaron ayer el cadáver de Ariel González (38) a orillas del arroyo El Barrero, en jurisdicción de la localidad de San Martín. La víctima había desaparecido en martes por la noche en un tramo del arroyo Tuichá, en Oberá.


Según confirmaron fuentes del caso, el cuerpo presentaba múltiples excoriaciones, cortes y hematomas en diferentes partes del cuerpo, indicios que abonarían la hipótesis de una muerte violenta.


De todas formas, tampoco se puede soslayar que el cadáver recorrió alrededor de 18 kilómetros aguas abajo por cauces de arroyos caudalosos debido a las intensas precipitaciones de los últimos días, por lo que pudo haber impactado con innumerables piedras y palos durante el trayecto.


En consecuencia, el Juzgado de Instrucción Uno de Oberá ordenó el traslado del cuerpo a la morgue judicial de Posadas para la realización de la correspondiente autopsia que permitirá establecer la causa del deceso.


Preventivamente, el juzgado interviniente caratuló el expediente como “muerte dudosa”, lo que podría cambiar a partir del informe forense. Al respecto, un vocero del caso indicó que la autopsia se realizaría entre hoy y el lunes.


El hallazgo del cuerpo se produjo sobre el mediodía de ayer, a unos dos kilómetros del puente del arroyo El Barrero. Fue avistado por familiares y vecinos que rastrillaron incansablemente la zona durante dos días.


“Estaba en la orilla, con los pies en el agua. El cadáver recorrió unos 18 kilómetros desde el lugar donde supuestamente se cayó. Tenía muchos golpes, moretones y tajos. Muy feo como terminó el prójimo y ojalá sepamos qué pasó”, comentó un primo de González.


Medio hermano prófugo


Los mismos allegados custodiaron el cuerpo y dieron aviso a la Policía. Luego, efectivos de la División Criminalística de la Unidad Regional II realizaron las tareas científicas de rigor, tras lo cual personal de Bomberos Voluntarios se encargó de levantar y trasladar el cadáver.


Ariel González desapareció en la noche del último martes, cuando fue pescar al arroyo Tuichá junto a un primo y otras dos personas, entre ellos un menor de edad.


En primera instancia fue demorado en averiguación del hecho el primo de la víctima, identificado como Rodrigo G. (30), quien aseguró haber sido el último que lo vio con vida y fue el mismo que alertó a la Policía sobre la desaparición.


El familiar fue detenido porque habría incurrido en contradicciones, aunque el jueves por la tarde el Juzgado de Instrucción Uno ordenó su liberación.


En tanto, la Policía busca intensamente a un segundo implicado, identificado como Ricardo F., alías Nego, quien el mismo martes a la tarde habría agredido al fallecido, según declaró Rodrigo G. El citado Ricardo F. es medio hermano de Ariel González por parte de madre, confirmaron otros familiares en diálogo con este diario.


También fue importante el testimonio de un menor de edad que acompañó a los tres mayores a pescar, quien en la víspera aportó datos que habrían complicado la situación Ricardo F.


Precisamente, el juzgado interviniente libró una orden de captura para el citado, quien desde el miércoles no fue visto por sus vecinos en el barrio Villa Blanquita y se halla en condición de prófugo.


En este punto cobraría relevancia el testimonio de un remisero, residente en el barrio Tuichá, quien el martes a la tarde habría trasladado a Ricardo F. desde el lugar donde se hallaba pescando hasta su domicilio u otro destino. En las próximas horas sería indagado por la Policía.


Pelea previa


Por el momento se estableció que el último martes a la mañana González y su primo se dirigieron a pescar y, por el camino, se sumaron Ricardo F. y un menor que era su vecino, en Villa Blanquita.


Los dos últimos se movilizaron en remís hasta la zona del basurero de Villa Svea, por donde ingresaron al arroyo Tuichá para sumarse a Rodrigo G. y Ariel González, quienes llegaron a pie al lugar desde Villa Lohr.


Sobre los hechos posteriores, por el momento sólo se sabe lo que relató Rodrigo G. y el menor, quienes no hicieron más que complicar al medio hermano del fallecido.


El mayor contó que en horas de la tarde González y Ricardo F. discutieron por unos vinos, circunstancia en la cual el segundo golpeó con un machete al primero. No lo habría atacado con el filo, sino con “planchazos”.


Luego, el agresor y le menor decidieron regresar, mientras que Rodrigo G. y González permanecieron en el campamento esperando que amaine la lluvia.


Ya de tardecita trataron de cruzar el arroyo y fue cuando González cayó al agua y se hundió. Al no poder rescatar a su primo decidió regresar a su casa para dar aviso a la Policía.


En consecuencia, a primera hora de la madrugada del miércoles una patrulla de la Seccional Tercera se presentó en la vivienda de calle 25 de Mayo al 900, en Villa Lohr.


Indagado por los pesquisas, contó sobre la pelea de la tarde, pero afirmó que la cuestión no llegó a mayores.


La versión del primo


En diálogo con El Territorio, Pamela Ruñiski (23) relató la versión de su concubino, Rodrigo G., quien estuvo detenido en averiguación del hecho. Mencionó que González se crio en Buenos Aires y recién hace poco más de un año que reside en Oberá, donde inició de cero el vínculo con sus familiares.


“Mi marido y él son primos, se conocieron cuando Ariel vino para acá y desde entonces se hicieron muy amigos. Ariel venía y compartía con nosotros, y ellos siempre se iban a pescar. El lunes cenó con nosotros y ahí arreglaron para ir a pescar el martes. Estaba todo bien, nunca tuvieron problemas”, aseguró.


Asimismo, subrayó que su pareja fue quien dio aviso a la Policía, al tiempo que especuló: “Si él hubiera hecho algo a propósito no creo que llame a la autoridad. Pero vino y lo primero que me dijo fue que llame a la Policía porque Ariel se cayó en el agua y le arrastró la corriente”.


Según Ruñiski, ante las inclemencias del tiempo los hombres decidieron regresar y la corriente arrastró a González.


“Dice que Ariel iba prendido por él y en un momento se cayó en el agua. Primero él le agarró de un brazo y le levantó, pero Ariel volvió a caer y ya no salió más. Mi marido dio un paso y no tocó fondo, entonces agarró un palo para ver la profundidad y tampoco tocó. Se ve que ahí era hondo”, detalló.


Como la búsqueda se hacía infructuosa por la intensa correntada su concubino decidió regresar para pedir ayuda.


El hombre también le dijo que “Ariel y Nego discutieron por unos vinos y Nego le pegó unos planchazos con machete”, aunque el incidente no habría pasado a mayores.



Nota Por ElTerriTorio

No hay comentarios.:

Lo mas Leído

Colabora con Este Sitio

Entradas populares

Buscas Una Salida ?


Foteer stil

Ver videos


Tendencia Twitter

También te puede Interesar

Mega Banner

Leer Mas Entradas

Lo mas leído !!

Mega Baner

ESPONZOR - Publicad

BANNER CONSENTIMIENTO Themonetize

Agregarme a tu favorito

Agrégame a tus favoritos

Espacio disponible

Publicidad

Entradas populares

Compartir