Dólar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Real ${real_c} / ${real_v}
Dolar paralelo / Dolar Blue ${dolarb_c} / ${dolarb_v}

El tiempo - Tutiempo.net

martes, 21 de julio de 2020

Por qué se cae WhatsApp: ya hubo dos cortes en menos de una semana y crecen las quejas

Por qué se cae WhatsApp: ya hubo dos cortes en menos de una semana y crecen las quejas



El lunes por la noche otro inconveniente volvió a afectar el servicio tras la caida masiva del martes 14.



Una nueva caída de WhatsApp ​trajo a la luz los reiterados problemas de diversa índole que ocurren cada vez más seguido y de los cuales su dueña, Facebook​, no siempre tiene una respuesta oficial al respecto.

Si bien fue fugaz y no se generalizó a nivel mundial, el servicio de mensajería más popular entre los celulares sufrió el segundo inconveniente técnico en menos de una semana.

WhatsApp ​se cayó en la tarde del martes 14 de julio durante unos 25 minutos: no permitía enviar mensajes, que quedaban con el pequeño logo del reloj, además de que impedía usarlo en su versión web. Cerca de las 5.35 de Argentina volvió a la normalidad.

Con el correr de las horas, el problema fue reportado en la plataforma DownDetector desde distintos países hasta que se confirmó que había impactado en todo el mundo.

Los primeros en notar las fallas fueron los usuarios de la versión Web, que se encontraron con que se les había cerrado la sesión; lo mismo pasó con la app para PC. Pero tampoco pudieron acceder.

Quienes siguieron utilizando la app en sus teléfonos, encontraron que al principio los mensajes llegaban a destino, hasta que en un momento los envíos se cortaron.

Sin dar mayores explicaciones sobre lo sucedido, WhatsApp emitió un breve comunicado al respecto: "Somos conscientes de que algunas personas actualmente están con inconvenientes para enviar mensajes. Estamos trabajando para restaurar WhatsApp para todos lo más rápido posible".

Pero en menos de una semana llegó el segundo cimbronazo.

A través de la misma plataforma de monitoreo DownDetector, se pudo comprobar este lunes un pico de reportes de fallas para conectarse, y para enviar o recibir mensajes de sus contactos.

Los usuarios de países como México, Brasil, Estados Unidos, Singapur, Malasia y Colombia fueron quienes registraron problemas con la aplicación.

A diferencia de otros episodios, la caída en este caso fue fugaz, casi imperceptible para el resto de los usuarios en el planeta, ya que duró poco más de 10 minutos y en muchos lugares ocurrió en plena madrugada, con lo que tampoco interfirió en exceso en la comunicación habitual.

Sin embargo, la peor pesadilla para Mark Zuckerberg la vivió hace poco más de un año, el miércoles 3 de julio de 2019. Una crisis tal vez más profunda que el escándalo con Cambridge Analytica y la privacidad de sus usuarios, porque durante varias horas Facebook, Instagram y Whatsapp, las redes sociales más potentes del mundo estuvieron fuera de servicio al tener casi todas sus funciones congeladas.

Sólo se podía chatear con mensajes de texto y todo lo otro, ese valor agregado que hace que estas aplicaciones sean muy superiores al antiguo ICQ, o a las salas de chat de los 90, estaba vedado por una falla gigantesca.

Según dijeron en Facebook, empresa dueña de la red social del mismo nombre y WhatsApp e Instagram, se produjo una falla en la red de distribución de contenidos durante una operación de mantenimiento de rutina.

Muchos usuarios, expresaron su bronca en Twitter, que en las últimas caídas se ha convertido en un foro no solo para hacer catarsis sino también para confirmar si el servicio funciona o no.

Cada vez esas interrupciones parecen más recurrentes, sobre todo en medio de la pandemia, en la que cinco minutos sin mensajes parecen una eternidad. ¿Será que el servicio está al límite? ¿La tan promocionada convergencia de servicios con Facebook e Instagram? ¿O son ataques?

A ciencia cierta parece un misterio, ya que la red social de Mark Zuckerberg se ha mostrado reticente a revelar las causas que originan las reiteradas caídas de WhatsApp.

Ante cada episodio, la red social se escudó en comunicados oficiales en que se mostró empática con sus usuarios, pero poco abierta a brindar respuestas técnicas sobre los incidentes. Con excepción del grave episodio del 2019, claro.

En aquel entonces los problemas de Facebook apuntaban a su CDN (Content Distribution Network), como se denomina a un grupo distribuido de servidores ubicado en diferentes continentes, que no estuvo en funcionamiento y esto afectó tanto a la red social como a Instagram, Messenger y WhatsApp.

La CDN facilita el intercambio de contenidos audiovisuales de la web de manera rápida y eficaz a través de servidores que los guardan en caché en distintos puntos cercanos a los usuarios finales para que puedan se accesibles.

Un vocero de Facebook, que también habló en nombre de Instagram y WhatsApp, explicó que una "operación de mantenimiento de rutina" desencadenó accidentalmente un error que dificultó a los usuarios subir o enviar fotos y videos.

Twitter y Telegram, los salvavidas digitales
Como ante cada caída del servicio de WhatsApp, los millones de usuarios se volcaron de inmediato a la red social Twitter y la existencia de servicios de mensajería alternativos, como Telegram, su principal rival en Occidente.

En principio, Twitter es el reducto elegido por quienes buscan información al respecto y terminan impulsando hashtags que rápidamente se convierten en tendencia mundial.

En la noche del lunes WhatsApp volvió a ser tendencia en Twitter con la etiqueta #WhatsAppDown, con la que usuarios compartían sus reportes sobre problemas con el servicio de mensajería. Y, como era de esperar, los memes se transformaron una vez más en la forma humorística de canalizar la bronca por lo sucedido.



Por otro lado, la necesidad de los usuarios por seguir conectado a cada instante hizo que Telegram (una vez más y van...) se posicionara nuevamente como el principal recurso para evitar la desconexión.

Las sucesivas caídas de WhatsApp hacen que la app creada por el ruso Pavel Durov sean inevitables, así como las comparaciones entre ambas plataformas. Por ejemplo, Telegram cuenta una versión para iPad, algo que WhatsApp aún no tiene, pero que evalúa lanzar en algún momento.

Asimismo dispone de una versión para PC, Linux y macOS, mientras que WhatsApp ofrece una versión web disponible para navegadores en computadoras personales.

Otro punto a destacar es la consistencia del servicio, mucho más estable que la plataforma de Facebook: Telegram no registra incidentes considerables en lo que va del año

No hay comentarios.:

Lo mas Leído

Colabora con Este Sitio

Entradas populares

Buscas Una Salida ?


Foteer stil

Ver videos


Tendencia Twitter

También te puede Interesar

Mega Banner

Leer Mas Entradas

Lo mas leído !!

Mega Baner

BANNER CONSENTIMIENTO

Agregarme a tu favorito

Agrégame a tus favoritos

Espacio disponible

Publicidad

Entradas populares

Compartir