Rusia 2018: la Selección argentina quedó en medio del fuego cruzado entre el oficialismo y la oposición israelí. - Noticias Misiones

Breaking

Looped Slider

miércoles, 6 de junio de 2018

Rusia 2018: la Selección argentina quedó en medio del fuego cruzado entre el oficialismo y la oposición israelí.

El Gobierno de Israel acusó al conjunto de Sampaoli de no "resistir presiones de los predicadores del odio". Los dirigentes opositores apuntan contra la administración Netanyahu.


Como si no tuviera problemas de por sí, la AFA parece empeñada en buscarlos. Tras el papelón por la cancelación del amistoso con Israel, el fútbol argentino quedó en el medio de la pirotecnia verbal interna entre la dirigencia política israelí. Ni la intervención telefónica del primer ministro Benjamin Netanyahu con Mauricio Macri logró dar marcha atrás lo que a esa hora era una decisión tomada de Messi y compañía. Es por eso que el gobierno de Israel no ocultó su desazón por la abrupta suspensión del partido con motivo del 70 aniversario de su fundación.
El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, uno de los pesos pesado del gobierno de Netanyahu, lamentó el miércoles que "la élite del fútbol argentino no haya podido resistir a las presiones de los que predican el odio contra Israel y cuyo único objetivo es violar el derecho fundamental a defendernos y destruir Israel".
El presidente de Israel, Reuven Rivlin, dijo este miércoles que era una mañana triste para los aficionados israelíes al deporte, incluyendo sus propios nietos. "Pero aquí hay unos valores que son más grandes incluso que Messi. La politización de la decisión argentina se preocupa mucho", señaló.
La suspensión del partido amistoso que dejará vacío al estadio Teddy Kollek de Jerusalén llenó de argumentos a la oposición para salir a criticar al oficialismo. Dirigentes opositores acusaron a la ministra de Deportes de politizar el evento deportivo al insistir en trasladarlo desde Haifa a la disputada ciudad de Jerusalén, además de tratar de arreglar un politizado encuentro con Lionel Messi.
El líder de la oposición, Yitzhak Herzog, dijo que la cancelación fue un "espectacular gol en propia meta" de Regev que dio la victoria a quienes boicotean al estado judío. El líder del Partido Laborista, Avi Gabbay, pidió que se abra una investigación policial sobre la "conducta corrupta" de la ministra de Cultura y Deportes Regev.
"Recibimos un golpe en la cara. Esto no es solo deporte", tuiteó. "Esto, desafortunadamente, podría provocar un tsunami internacional".
Según Regev, grupos terroristas amenazaron a los jugadores del combinado albiceleste y a sus familias enviándoles imágenes de niños muertos. Además acusó a los miembros del parlamento israelí, o Knesset, de respaldar a los defensores del boicot. "Por desgracia, tenemos caballos de Troya en el Knesset que impulsan el terrorismo", señaló.

Festejos en Palestina
Tras la suspensión y como si se tratara de un partido de fútbol: hubo celebración en unos y broncas del otro lado. Tras conocerse la decisión de la Selección nacional, los palestinos cambiaron insultos y amenazas por celebraciones.
El presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, aseguró este miércoles que la anulación supone una "tarjeta roja" a Israel. "Lo que ha pasado es una tarjeta roja de todos a los israelíes", afirmó el dirigente a los periodistas.
"Capitulación ante el terrorismo", tituló por su parte el periódico progubernamental Israel Hayom.

El conflicto por Jerusalén
Los dirigentes palestinos reivindican Jerusalén Este, ocupada desde 1967 y anexionada por Israel, como la capital del Estado al que aspiran. La comunidad internacional nunca reconoció a Jerusalén como capital de Israel y considera Jerusalén Este como un territorio ocupado. Israel por su parte proclama todo Jerusalén, Oeste y Este, como su capital "eterna e indivisible".

Publicar un comentario

Leer Mas Entradas

También te puede Interesar